Inicio Noticias del momento Primeras negociaciones entre Ucrania y Rusia, que pone sus condiciones para frenar...

Primeras negociaciones entre Ucrania y Rusia, que pone sus condiciones para frenar invasión

0

Vladimir Putin exigió el lunes el reconocimiento de Crimea como territorio ruso y la desmilitarización de Ucrania como condiciones para poner fin a la invasión lanzada por Moscú, que tuvo su primera negociación cara a cara con Kiev desde el inicio del conflicto.

A pesar de estas discusiones, los bombardeos contra diferentes ciudades de Ucrania continuaron en el quinto día de la ofensiva rusa. En Járkov, la segunda urbe del país, al menos 11 personas murieron en ataques contra barrios residenciales, según su gobernador.

El fiscal de la Corte Penal Internacional, Karim Khan, pidió el lunes a las partes del conflicto respetar el derecho internacional humanitario e informó que abrirá «lo antes posible» una investigación sobre la situación en Ucrania.

Las delegaciones de Moscú y Kiev estuvieron reunidas durante varias horas en la región de Gómel, en Bielorrusia, cerca de la frontera con Ucrania, y regresaron luego a sus capitales para consultas, señaló el jefe negociador ucraniano, Mikhailo Podoliak.

«Las partes establecieron una serie de prioridades y cuestiones que requieren algunas decisiones», dijo Podoliak, mientras que su homólogo ruso, Vladimir Medinski, indicó que la nueva reunión tendrá lugar «pronto» en la frontera entre Polonia y Bielorrusia.

La invasión lanzada por Putin el jueves desató una cascada de sanciones de los países occidentales y sus aliados que incluyen bloqueos al acceso al sistema financiero, pero también un cierre del espacio aéreo para los aviones rusos.

El lunes, la Unión Europea añadió a seis oligarcas, varias personalidades próximas al presidente ruso -incluyendo su portavoz-, y una decena de periodistas a la lista negra de personalidades sancionadas con un congelamiento de sus activos.

Muchos países ofrecieron también armas a Ucrania, incluyendo Finlandia, pero insistieron en que no se involucrarán militarmente.

En una reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre la invasión rusa a Ucrania, Estados Unidos anunció la expulsión de 12 diplomáticos de la misión rusa ante la ONU y los acusó de «espionaje».

Rusia rechazó la medida poco después y tildó el acto de «hostil», según dijo el embajador ruso en Estados Unidos, Anatoli Antonov

La Asamblea General de la ONU inició este lunes con un minuto de silencio en memoria de las víctimas de la invasión, en una sesión de emergencia para discutir el conflicto.

Ucrania exige un alto al fuego y la retirada de las tropas rusas y el presidente Volodimir Zelenski, en redes sociales, urgió a los invasores que «depongan las armas» y «salven sus vidas».

Zelenski también pidió a la Unión Europea (UE) que admita inmediatamente a su país en el bloque, pero en Bruselas «hay diferentes opiniones» al respecto, respondió el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

De su lado, Putin exigió este lunes a su homólogo francés, Emmanuel Macron, el reconocimiento de la península de Crimea, que anexó en 2014, como territorio ruso y la desmilitarización y «desnazificación» de Ucrania como condiciones preliminares a una resolución del conflicto, indicó el Kremlin tras una conversación telefónica entre ambos mandatarios.

El mandatario ruso subrayó que la resolución del conflicto «era posible solo si los intereses de seguridad legítimos de Rusia eran tomados en cuenta sin condición», según el Kremlin.

Tanto las conversaciones como el conflicto en el terreno están marcado por la amenaza lanzada el domingo por Putin, que ordenó la puesta en alerta máxima de las fuerzas de disuasión nuclear.

Disparo de misiles
En el terreno, los ucranianos parecen aumentar su resistencia frente a los rusos, que todavía no logran anunciar ninguna victoria contundente.

El lunes, las autoridades ucranianas afirmaron que repelieron varios asaltos contra Kiev, en donde el toque de queda se levantó la mañana del lunes.

En la ciudad se formaron largas filas fuera de los supermercados. En las calles, brigadas de voluntarios con lazos amarillos y azules con los colores nacionales levantaron barricadas improvisadas.

La invasión rusa se torna «cada vez más brutal», afirmó este lunes el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell. «Las fuerzas ucranianas responden con coraje. Kiev resiste, así como Mariúpol y Járkov», dijo Borrell. Macron pidió a Putin que evite atacar a civiles.

Pero en varias ciudades ucranianas como Járkov y Brovarý (cerca de Kiev) fueron blanco de disparos de misiles rusos el lunes, informó la agencia de noticias Interfax-Ucrania, citando a autoridades locales.

«El enemigo ruso bombardea barrios residenciales», escribió el gobernador regional de Járkov, Oleg Sinegubov, en las redes sociales. Lo que está pasando en este momento en Járkov ¡es un crimen de guerra!», agregó.

En total, las fuerzas rusas lanzaron 113 misiles tácticos contra ciudades y pueblos ucranianos desde que comenzó la invasión, dijo el jefe del ejército ucraniano Valery Zaluzhny en Facebook al final del día.

La presidencia ucraniana afirmó que la ciudad de Berdiansk, en el mar de Azov, está «ocupada» y el ejército ruso afirmó que tiene rodeada a la localidad de Jersón, más al oeste del país.

Ambas ciudades están cerca de la península de Crimea, que Rusia anexó en 2014 y desde la cual lanzó una de sus varias fuerzas de invasión.

El balance del conflicto sigue siendo incierto y Ucrania informó de 200 civiles y decenas de militares muertes desde el jueves, incluyendo a 16 niños.

Por su parte la ONU registró 102 civiles muertos, incluyendo a 7 niños y a 304 heridos, pero advirtió que las cifras reales pueden ser más altas.

En tanto, el éxodo de refugiados continúa y según la agencia de la ONU para los refugiados ACNUR, desde el jueves cerca de 500.000 personas huyeron hacia los países vecinos. La UE espera que este conflicto deje siete millones de desplazados.

Putin afirma que las acciones de sus tropas se justifican para defender a los separatistas prorrusos en el este de Ucrania. Los rebeldes han enfrentado al gobierno ucraniano por ocho años, un conflicto que ha cobrado 14.000 vidas.

Más sanciones posibles
Cada vez más países adoptan sanciones contra Moscú. Este lunes, Suiza indicó que adoptaba de manera «integral» las medidas decididas por la UE, Japón anunció sanciones contra el presidente de Bielorrusia y contra el Banco Central de Rusia y Canadá informó que prohibirá «toda importación de petróleo crudo» ruso.

Los europeos y sus aliados están dispuestos a imponer aún más sanciones contra Rusia, indicó el lunes la presidencia francesa, tras una videoconferencia entre los dirigentes francés, estadounidense, británico, alemán, italiano, japonés, polaco, rumano y representantes de la UE y de la OTAN.

El Reino Unido ordenó que se prohíba el acceso a los buques con bandera rusa a sus puertos y congelará los activos de todos los bancos rusos en su territorio «en los próximos días», informó el gobierno.

El gigante anglo-holandés de los hidrocarburos Shell anunció que se separaba de sus participaciones en varios proyectos comunes con el grupo ruso Gazprom.

Y Turquía informó por su parte que veta el acceso al Bósforo y al estrecho de los Dardanelos a todas las naves militares «para impedir una escalada de la crisis», según el presidente Recep Tayyip Erdogan.

El vendaval de medidas sin precedentes contra Moscú provocó una debacle en los mercados rusos y el rublo se depreció con fuerza, obligando a suspender los intercambios. Para sostener la economía nacional, el Banco Central de Rusia subió hasta un 20% la tasa directriz.

Rusia anunció además que prohíbe a sus residentes transferir divisas al extranjero y que sus exportadores deberán a convertir el 80% de sus ingresos en rublos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here