Inicio Noticias del momento El 42% de territorio de la República Dominicana es verde

El 42% de territorio de la República Dominicana es verde

0

En los últimos 25 años, en la República Dominicana se desarrollaron importantes proyectos de reforestación que, junto a otras iniciativas, apuntaron a elevar la cobertura boscosa de este lado de la isla. No obstante, persisten las mismas amenazas que ponen en riesgo cada metro sembrado.

De la superficie territorial total del país, correspondiente a 4,819,400 de hectáreas, la parte clasificada como forestal es de 1,814,503 hectáreas, equivalente a un 37.7 %. Sumado al 5.1% de árboles frutales (café y cacao con sombra), el porcentaje alcanza el 42.8 % del territorio.

Los datos se desprenden del Inventario Nacional Forestal en la República Dominicana 2021, segundo realizado en el país. Su planificación y elaboración tomó cinco años.

Al comparar la superficie forestada actual con la del 2003, que para ese entonces era de 32%, se aprecia un aumento significativo. Ya en el 2011, esta cobertura rondaba el 39.7% del territorio, conforme al Estudio Nacional de Cobertura Boscosa.

Desde 1997 a la fecha, los gobiernos de turno pusieron en marcha sus planes de reforestación con metas ambiciosas, que muchas veces no pudieron alcanzar, pero tampoco se quedaron cortos en su cumplimiento.

A dos años de gobierno, el actual mandatario Luis Abinader presenta sus números y en distintos escenarios ha planteado que “es una de nuestras prioridades, convertir a la República Dominicana en un país verde por todos los lados”

En esa dirección, se comprometió a unificar bajo un mismo criterio los esfuerzos de las diferentes instituciones, tras considerar que la reforestación es fundamental en la política medioambiental de su gobierno, la cual dijo impulsará como nunca antes en la República Dominicana.

Desde el 16 de agosto de 2020 hasta el 31 de diciembre de 2021, a través del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, se plantaron 10 millones de árboles. “La revolución que se está produciendo en todo el planeta es una revolución verde, a la que la República Dominicana está decidida a sumarse”, dijo el primer mandatario en su discurso de rendición de cuentas el pasado 27 de febrero.

Sobre el particular, el fenecido ministro de Medio Ambiente, Orlando Jorge Mera, en entrevista para elCaribe producida tres meses antes de su fallecimiento, atribuyó la siembra masiva a los acuerdos de colaboración y a un cambio en la política de reforestación y conservación.

Reforestemos a Quisqueya

En su balanza de ejecutorias 2012-2020, el entonces presidente Danilo Medina, también alardeó de significativas cifras en materia de plantación.

En el período mencionado, se ejecutaron siete proyectos de desarrollo agroforestal en zonas altas de Elías Piña, Barahona, San Juan de la Maguana, Independencia, Azua y Bahoruco.

Según el informe presentado en la recta final de la pasada gestión, esa administración logró el 71.04% de la meta total planificada al sembrar 59,832,268 de plantas, igual a 545,107 tareas.

“Esto conecta plenamente con la renovada atención al medio ambiente que nuestro gobierno ha mantenido y que está reverdeciendo nuestra isla. Recordemos que en 2012 teníamos kilómetros de montañas despoblados de árboles, donde avanzaban la quema y el conuquismo”, destacó Medina al rendir cuentas al país el 27 de febrero de 2020.

En Barahona, el plan abarcó 12,995,221 de plantas sembradas en Polo, Las Lanzas, Los Blancos, Enriquillo y El Maniel en 83,292.76 tareas.

En Elías Piña, Hondo Valle y Juan Santiago se plantaron 6,397,989 en 80,392 tareas. La siembra se extendió a Bahoruco, con 12,374,542 de árboles en 97,828 tareas de la Sierra de Neiba.

El plan también tocó a Independencia, con 5,721,049 de plantas en 67,331 tareas de Los Pinos, Los Bolos y El Maniel de Postrer Río.

Quisqueya Verde

En su primer período de gestión, el expresidente Leonel Fernández puso en marcha el Plan Nacional Quisqueya Verde, creado mediante decreto 138-97.

El proyecto fue concebido como una respuesta del gobierno dominicano para contrarrestar el acelerado proceso de deterioro de los recursos naturales y los altos índices de pobreza de las familias que habitan las zonas rurales del país.

En la primera etapa del plan, 1997 hasta el año 2000, a través de Quisqueya Verde, se plantaron 227,608 tareas, beneficiando a 2,182 pequeños propietarios de fincas.

El deterioro creciente de los recursos naturales en las principales cuencas hidrográficas de la República Dominicana, por las prácticas de tumba y quema en la agricultura migratoria de subsistencia justificaron la iniciativa.

El amplio programa de forestación y reforestación nacional se planteaba como objetivo conservar y preservar las cuencas hidrográficas. Su costo total se estimó en 481,933,009.

Con una pausa de cuatro años, el proyecto fue retomado en el segundo Gobierno de Fernández. Esa vez con la meta de sembrar anualmente 30 millones de plantas en el país.

El entonces jefe de Estado calificó esta tarea como un reto difícil, trazado por la antes llamada Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Marco jurídico

A su antecesor, Hipólito Mejía, presidente de la República en 2000-2004, se le reconoce la aprobación de la Ley 64-00.

La iniciativa sentó las bases para la creación del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales. Entre sus funciones, como institución rectora está promover y garantizar la conservación y el uso sostenible de los recursos forestales y vigilar la aplicación de la política forestal del Estado y las normas que regulan su aprovechamiento.

A Mejía, además, se le atribuye la promulgación de la Ley Sectorial de Áreas Protegidas 202-04, cuyo objetivo es garantizar la conservación y preservación de los diferentes ecosistemas y patrimonio natural de República Dominicana.

El Sistema Nacional de Áreas Protegidas lo componen 119 áreas protegidas, agrupadas en seis categorías de manejo, distribuidas en una superficie de 25,472 kilómetros cuadrados. Las aguas territoriales del país tienen una extensión de 13,226 kilómetros cuadrados bajo protección y las áreas protegidas terrestres una cobertura a 12,246 kilómetros cuadrados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here